Noticias
Falleció el padre Felicísimo Vicente - Salesianos ARS
Reducir Fuente
Aumentar Fuente
Tamaño texto
 
Falleció el padre Felicísimo Vicente

El 6 de abril falleció en la Clínica San Camilo el padre Felicísimo Vicente.

Se realizará la Eucaristía en la capilla de la casa Zatti de Buenos Aires (Don Bosco 4002) a las 18:00 hs. Al término de la Misa en Almagro, se trasladarán los restos del padre Felicísimo al Santuario “Sagrado Corazón” de San Justo (Bufano 320), donde se realizará el velatorio.

Mañana, sábado 7, se realizará la Misa de exequias en San Justo mismo a las 10:00 hs. Finalizada la Eucaristía, sus restos serán traslados definitivamente al cementerio de la casa de retiros de La Plata (Calle 44, esquina 163).

Felicísimo nació el 18 de julio de 1935 en el poblado de Milano, Salamanca, un caserío de alrededor de seiscientos habitantes, repartidos en esa época entre campesinos y ganaderos. Sus padres eran David y Araceli, de idéntico apellido.

Ingresó por primera vez a una Casa Salesiana en septiembre de 1949, al Aspirantado de Antequera - Montilla, en la entonces Inspectoría Bética de María Auxiliadora. Un primo salesiano sacerdote lo preparó para los exámenes pertinentes. Su noviciado lo realizará en Utrera desde agosto de 1953 hasta el 08 de agosto de 1954, día en que hará su profesión religiosa como Salesiano de Don Bosco. Unos meses después, el 10 de octubre de ese mismo año, recibirá de manos del Rector Mayor, Don Renato Ziggiotti, el hábito clerical.

Durante el noviciado, Felicísimo recibirá la vocación misionera. Con dieciocho años partirá de su tierra hacia la Argentina; llegará al país el 23 de diciembre de 1954. Realizará los estudios de Filosofía en Bernal (1955-1957) y el trienio práctico en la Patagonia, en el Colegio de San Julián como maestro de primero y segundo grado del Primario (1958-1960). Entre 1961 y 1964 realizará los estudios de la Teología en el Instituto “Clemente Villada” de Córdoba. Fue ordenado sacerdote en esa ciudad el 08 de agosto de 1964 de manos de Mons. Enrique Angelelli, Obispo Auxiliar en la Arquidiócesis de Córdoba.

A partir de ese momento, encontraremos al hermano en diferentes destinos. Entre 1965 y 1973, el P. Felicísimo se desempeñará como maestro y Catequista en el Aspirantado de Ramos Mejía. En 1974 será trasladado al Colegio León XIII, donde permanecerá por un lapso de once años (hasta octubre de 1984). En esta Casa Salesiana será profesor y ecónomo local desde 1979. Durante cuatro años, a su vez, y fiel a su estilo de acompañante “todoterreno”, trabajará activamente para la construcción de la Capilla dedicada a Nuestra Señora de Caacupé en el barrio Monterrey, en la localidad bonaerense de Derqui.

En 1985 comenzará su fecundo ministerio en San Justo, como párroco y rector del Santuario “Sagrado Corazón de Jesús”. El P. Felicísimo se ubicará en el centro animador de todo un movimiento de religiosidad popular enmarcado en la Renovación Carismática Católica. Su paso por esta Casa pondrá en evidencia de forma indudable, la estatura espiritual y la entrega pastoral de este hermano nuestro.

En 1996 pasará a la ciudad santacruceña de Caleta Olivia; será el Párroco por un año (2001). En 2002 será trasladado a la ciudad de Río Grande, en Tierra del Fuego. Allí será Párroco y Rector del Santuario “María Auxiliadora” por una larga década (2002-2011). Sus dos últimos años se desempeñará además como sacerdote auxiliar de la Armada Argentina, con el encargo específico de acompañar a los jóvenes cadetes del Liceo de la Marina. De esta experiencia recogemos una simpática crónica de un viaje del P. Felicísimo en la Fragata Libertad (2011).

Terminada su experiencia en el extremo sur, al hermano se le solicitará ejercer el servicio de Director. Entre 2013 y 2015, el P. Felicísimo será Director de la comunidad salesiana de Viedma y párroco en la ciudad de Carmen de Patagones. Tenía 77 años cuando aceptó generosamente asumir este servicio.

Entre comienzos del año 2016 y finales del año pasado, el P. Felicísimo desarrollará su ministerio en la localidad rionegrina de Villa Regina. Con sus dones de humildad y entrega característicos, llegará al corazón de su feligresía en muy poco tiempo, dejando también allí una huella profunda.

Dados sus problemas de salud (padeció un cáncer sus últimos meses), el hermano fue trasladado a finales del año 2017 a la casa de salud de Buenos Aires, en Almagro. Terminará sus días allí, apagándose lentamente y bajo la cruz de una enfermedad dolorosa, aceptada con admirable fe.

 
Búsqueda personalizada
 
 
 
 
 
© 2014 Inspectoría Salesiana Ceferino Namuncurá - Todos los derechos reservados